Rebelión en la granja - George Orwell

Rebelión en la granja - George Orwell

SKU: 9788499890951

Un rotundo alegato a favor de la libertad y en contra del totalitarismo que se ha convertido en un clásico de la literatura del siglo XX.

 

Sinopsis

Rebelión en la granja (1945) es un cuento satírico de George Orwell acerca de un grupo de animales en una granja que expulsan a los humanos y crean un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal.

La novela fue escrita durante la segunda guerra mundial y , aunque fue publicada en 1945, no comenzó a ser conocida por el público hasta finales de los años cincuenta.

Rebelión en la granja constituye una crítica velada de la Revolución Rusa y una sátira sobre la corrupción del socialismo soviético en los tiempos de Stalin.

  • Detalle:

    Temática: Clásicos de la literatura universal.

    Número de páginas: 144.

    Formato: tapa blanda sin solapa.

    Dimensiones: 12,5  x 19 cm. (bolsillo)

  • Autor:

    Eric Arthur Blair (25 de junio de 1903. Motihari - 21 de enero de 1950. Londres), más conocido por el seudónimo de George Orwell, es uno de los escritores en lengua inglesa más importantes del siglo XX. 

    Su obra representa una lúcida defensa de la democracia y las libertades públicas frente al colonialismo y los totalitarismos. 

    Orwell nació en lo que entonces era la India Británica. Su padre era un funcionario destinado a la colonia, mientras que su madre, una mujer culta e interesada en el arte, era de una familia francesa asentada en lo que entonces era la Indochina francesa. Tenía dos hermanas. Con sólo un año, su madre y los niños regresaron a Gran Bretaña, y no volvió a ver a su padre hasta diez años más tarde. Orwell fue primero a una escuela católica y luego a un instituto público. Uno de sus compañeros de clase sería otro gran ensayista, Cyril Connolly. Era un buen estudiante, aficionado a escribir poesía. 

    Gracias a sus excelentes calificaciones, recibió una beca que le permitió asistir a la prestigiosa universidad de Eton. Allí su profesor de francés sería Aldous Huxley, el autor de Un mundo feliz. Sin embargo, la situación económica de la familia empeoró y se vio obligado a dejar sus estudios, para buscar un empleo. Pasó los exámenes para trabajar en el servicio colonial. Fue asignado a Birmania para trabajar en la policía colonial en 1924. Allí, al contrario de lo que hacían la mayoría de los británicos, se interesó por las costumbres de los nativos y se esforzó en aprender su lengua. También adquirió un profundo rechazo hacia la explotación que realizaban los europeos de sus colonias de ultramar, como reflejarían sus posteriores escritos. 

    En 1927 renunció a su puesto y regresó a Gran Bretaña. Se asentó a Londres, donde conoció la pobreza y los ambientes bohemios de la ciudad. Viajó por su país y Francia casi sin dinero, como un vagabundo. En una ocasión, forzó que lo detuvieran, para saber de primera mano cómo trataba la policía a los pobres. Esas experiencias se aprecian en su primer libro, Sin blanca en París y Londres (1933). Ya que el contenido del libro era autobiográfico, decidió publicarlo bajo seudónimo para evitar una situación de vergüenza a su familia. Así nació George Orwell. En ese periodo de privaciones contrajo la tuberculosis que acabó llevándole a la muerte años después. 

    En esos años, desempeñó todo tipo de oficios, de dar clases particulares a lavar platos en un restaurante. Se enamoró de una amiga de una de sus hermanas, Brenda Salkeld. Aunque ella rechazó su propuesta de matrimonio, continuaron siendo amigos y escribiéndose durante muchos años. Ella inspiró su novela La hija del clérigo (1935). Por su parte, sus años en la colonias dieron lugar a Los días de Birmania (1934). En Que no muera la aspidistra (1936), también autobiográfico, relata las penalidades de un joven aspirante a escritor que se enfrenta a lo pobreza y la marginalidad. Mientras, en El camino a Wigan Pier (1937) realizó un reportaje sobre las durísimas condiciones de vida de los mineros del carbón de norte de Inglaterra. Este último libro hizo que Orwell fuera puesto bajo vigilancia por la policía como un peligroso izquierdista. 

    En 1936 contrajo matrimonio con Eileen O'Shaughnessy. Poco después, partió hacia España donde había estallado la Guerra Civil para unirse a las Brigadas Internacionales en favor de la República. En Barcelona asistió a la persecución de los trosquistas del POUM por parte de los comunistas prosoviéticos, lo que más tarde daría lugar a su libro Homenaje a Cataluña. Combatió en el frente de Aragón, donde fue herido de gravedad por un francotirador en la garganta. Esto le afectó de forma permanente y, a lo largo del resto de su vida, su voz fue apenas audible. 

    Decepcionado, Orwell volvió a Inglaterra en 1937. La mayor parte de sus amigos de izquierdas acogieron mal sus críticas al estalinismo y sus puntos de vista sobre la Guerra Civil española. Por si esto fuera poco, su salud iba deteriorándose. Le aconsejaron que pasara una temporada en un clima más benigno para sus pulmones y, en compañía de su esposa, estuvo unos meses en Marruecos. 

    Al estallar la II Guerra Mundial, Orwell fue rechazado para el ejército a causa de su tuberculosis, pero se unió como sargento a la milicia nacional, mientras que su esposa trabajaba en el Ministerio de Información. La muerte del hermano de su mujer en la retirada de Dunkerque supuso un duro golpe a la pareja. Escribió su famoso ensayo El león y el unicorniopara animar a sus conciudadanos a resistir al nazismo. 

    En esa época, comenzó a trabajar como corresponsal en la emisora de radio de la BBC hasta que sus problemas de salud lo obligaron a dejar su puesto en 1943. Ese mismo año terminó Rebelión en la granja Su hogar en Londres fue destruido por un bombardeo alemán y se mudaron al norte. Ya que no habían podido tener hijos, acordó con su esposa adoptar un niño, al que llamaron Richard Horatio Blair. Viajó a Francia como periodista, cuando fue liberada por los Aliados. Mientras estaba allí, Eileen falleció repentinamente a causa de una histeroctomía. 

    Desesperado y solo, en compañía de su hijo, Orwell se asentó en una granja en la isla escocesa de Jura que le cedió un amigo. Sufría frecuentes hemorragias a causa de la tuberculosis, y le angustiaba la idea de dejar a Richard sin progenitores y que terminara en un orfanato, así que le pidió a varias amigas que contrajeran matrimonio con él, de manera que el niño quedara a su cuidado tras su muerte. En esas circunstancias, escribió su libro más importante, 1984. 

    Una de sus conocidas, Sonia Mary Brownell, aceptó la propuesta de Orwell y se casaron cuando a este sólo le quedaban ocho meses de vida. Pasó sus últimos días en sanatorio de Cranham, Gloucestershire.

    Fuente: www.fnac.es

80.00 ₪Precio

DISTRIBUIDORES EXCLUSIVOS EN ISRAEL DE:

Envío gratis 

EN TODO EL PAÍS

@2019 El Ático.   /  Desarrollo web: Altagama Producciones